Buena suerte y hasta pronto…

Hace una semana atrás recibí un llamado muy tarde en la noche… no me di cuenta porque estaba dormido. A la mañana siguiente vi que tenía esta llamada perdida de un número desconocido. Por la hora de la llamada era obvio que no era de ninguna empresa ofreciendo cualquier especie de basura o de algún estafador regalando notebooks que no existen. Llamé de vuelta y mi sorpresa fue muy grande al escuchar al otro lado una voz que no oía hace más de un año. Una voz que realmente en algún momento pensé que no volvería a escuchar. Una voz exquisita, siempre con tintes de nerviosismo, temblorosa… tu voz.

– Marshello… – escuché. A mí llegó un torbellino de alegría saturada de contradicciones. Sólo una persona en esta tierra me llama así, tu: Sandra Hoffmann.

La última vez que nos vimos, las cosas no terminaron bien para nosotros. Creo que no vale la pena mencionar los hechos, pero nos distanciamos mucho, no volvimos a hablarnos, ni tuvimos ningún tipo de comunicación. Ambos estábamos pasando por periodos de nuestras vidas tremendamente complicados, estábamos destemplados, nuestras actitudes estaban cargadas de auto-referencia y nuestras erráticas acciones terminaron por romper nuestra conexión.

Pero en la voz al otro lado no habían elementos de resentimiento, ni de rabia, todo lo contrario. Era una voz llena de contento. “¡Me gané una beca weon, me voy a España!”. El torbellino de alegría se transformó rápidamente en un huracán de sensaciones jocosas y las iniciales contradicciones desaparecieron arrastradas por la fuerza del júbilo. Hablamos durante casi dos horas, éramos como una represa que estuvo contenida por demasiado tiempo, desaguándose casi sin control. Fue como si no hubiese existido ningún año de por medio. Para nosotros no pasó el tiempo.

Ayer estuvimos toda la tarde juntos. Nos pusimos medianamente al día (es difícil resumir un año en unas pocas horas), a nosotros siempre nos falta tiempo. Fue un reencuentro maravilloso. Verte nuevamente fue una inyección de alegría y de energía. ¡Es que tú ERES energía! Me gustó ver que sigues siendo tú, más crecida, más grande (y más agrandá’ también, por qué no decirlo), pero al mismo tiempo proyectando esa misma fragilidad que me conmueve y que me hace quererte como sólo tú sabes.

Hoy te fuiste. Tengo un nudo en la garganta. Una sensación de pérdida gigantesca. Hay un verdadero océano que nos separa. Pero sin embargo todavía estamos juntos. Te acompaño en tu aventura maravillosa y te abrazo desde el otro lado del mundo. No sabes lo feliz que me hace verte crecer y ver que por fin te atreviste a hacer lo que querías, ver que dejaste atrás las malas ondas y que rompiste los candados y las cadenas que te ataban. El éxito está garantizado sólo por la experiencia alucinante de la que eres parte. Sólo me queda decirte que cómo siempre puedes contar conmigo para lo que quieras y lo que necesites. Y por supuesto que te quiero mucho.

Marshello.

6 comments On Buena suerte y hasta pronto…

  • hello mi niño, estaba releyendo, re sintiendo tus dulces palabras, uff, madrid ha pasado rápido, un torbellino de vida en 3 meses, el frío físico , ni te cuento, con una bronquitis heavy, me faltaba aire, por eso te visité…besitos grandes y a ver cuando nos vemos, y que las palabras de amor, no sean esas que se llevan el viento, a ver si son brazos pa sentirlas alrededor del cuerpo.

  • mi marshello, querido…
    disculpa la tardanza en contestar, entre el cansancio y el bosque… se me hacía díficil no sólo encontrar tiempo, sino también las palabras, que hasta ahora realmente no sé traducir la emoción que me causan tus letras…Te quiero mucho,no menos y más, eres como esa mano mágica que nunca me suelta y me agarra con más fuerza cuando siento que voy cayendo, y esa lucesita que cuando los árboles del bosque son tantos que no se por dónde es el camino.
    Gracias mi niño, y que el “hasta pronto” siempre sea el siguiente pestañear.

    sandra

  • Solo dire q una niñita de chaqueta terracota y falda al viento llego a su casa con los pies destrozados y muerta de frio…Pero con una sonrisa infinita

    Aprobe Gallo¡¡¡¡

  • Hola… Muchas gracias por tu apoyo y por visitar mi blog.

  • Pasaba a dejar un beso
    no has cambiado el texto,
    pero el saludo es valido de igual manera

    Atendido al titulo…no se que decir
    igual debes(jojojo aunq te cargue la palabra) estar feliz,
    las cosas terminaron bien,eso no es muy habitual.

    Un abrazo para ti

  • Que rico es sentir que uno cuenta a pesar de las distancias, de los caminos tomados y de las circunstancias con amigos asì….

    Que bonitas palabras y admirable sentir hacia tu amiga…..o sea que viviste un fds intenso y lleno de emociòn?? porque lo del Sàbado tb fue fuerte….
    En muchas ocasiones quise estallar pero me reprimì…..fue mucho màs que el momento….era la situaciòn mirada desde arriba, recordando cosas e imaginando lo que viene…
    Sè que la sonrisa de Romo nos causo felicidad ….el corazòn aùn lo tengo apretado!

    Y que quieres q te diga….te salvaste de que no te comieran en la mesa..el ùnico hombre y mucho màs que guapo!…..superaste eso de IR RICO! jajajajaja

    Del recuerdo:
    queriai postre???…ahì tenìs postreeeeeeeee!!!! còmetelo wn!!!

    Besos flaco!

    (espero que hayas podido entrar al depto! encontraste cerrajero supongo!…o quizàs la chika te invitò a dormir a su casa! jajajajaja..el hueò chiko querìa sal!)

Deja un comentario