Autoregalo

Hoy en la mañana andaba buscando un par de micrófonos de condensador para mi sala. Entré a una tienda de audio conocida y me engolosiné con la cantidad de cosas que había para comprar. Siempre me pasa que cuando entro a estas tiendas especializadas: hago un viaje hacia una especie de paraíso terrenal. ¡Para donde mire veo algo que quiero! … y la mayoría de las veces no tengo plata para comprarlo.

Escogí un par de micrófonos Audio Technica AT2020. Buenos micrófonos. No los mejores, está claro… pero buenos. Lo que al final dio lo mismo porque no quedaban en stock, el único que había era el de muestra.

Mientras caminaba hacia la salida, sumido en la más profunda frustración y mirando cosas por todos lados, casi me tropiezo con un montón de cajas que estaban en la entrada del local. Eran cajas de instrumentos que venían llegando. Varias contenían guitarras. Una chispa se encendió en alguna parte de mi cerebro. Disparó un impulso y cientos de neurotransmisores se pusieron como locos disparando para todos lados, retirando la frustración del consiente y poniendo en su lugar un pensamiento continuo e insistente: “Hace tiempo que quiero una guitarra electro-acústica… Hace tiempo que quiero una guitarra electro-acústica… Hace tiempo que quiero una guitarra electro-acústica…”

Casi como en un estado de hipnosis me dirigí a la vitrina donde estaban las guitarras. Varias se veían bien interesantes y bien terminadas, de buena manufactura. Con una fue amor a primera vista, pero como ningún instrumento musical se puede juzgar por cómo se ve sino por cómo suena me puse a probarla. Y así como fue amor a primera vista fue desilusión a la primera nota. Pasé a la siguiente y de ahí a otra y así me llevé un buen rato. No sé si el vendedor estaba enloqueciendo con mi forma de tocar o simplemente se dio cuenta de que ninguna guitarra me convencía, pero en un momento se acercó y me preguntó si quería ver unas guitarras nuevas que le acaban de llegar… eran las que estaban en las cajas con las que casi me tropiezo.

Había un par que sonaba muy bien y una de ellas me convenció realmente. Cuando el vendedor me estaba pasando una nueva guitarra yo le dije que ya me había decidido que no era necesario seguir probando más. Pero el me respondió que probara esa última con un tono de insistencia que me hizo sospechar. Me la entrega y recibo en mis brazos una guitarra grande, de curvas suntuosas, con una caja de resonancia generosa y un largo puente de palorosa, coronada por un elegante clavijero firmado por Lito Benito. Otra chispa en el cerebro. Lito Benito. Quedé mirando la guitarra un buen rato y luego miró al vendedor que me devolvía muy divertido la mirada. Me puse a tocar y… bueno, ahora tengo una guitarra electro-acústca Lito Benito en mi estudio. Voy a llegar apretado a fin de mes, pero qué le vamos a hacer…

Lito Benito es un lutier chileno que fabrica guitarras de primer nivel. Para más información acerca de Lito Benito visiten esta página web: http://www.benitoguitars.com.

4 comments On Autoregalo

  • hola….aún tienes esta guitarra?… la vendes?, ando en busca de una electro acustica L’Benito avisame

  • si la culpa del mes apretado fue la adquisiciòn de èsta preciosura…..q quiere q le diga…….caguese de hambre, no pague un par de cuentas…..que puta q valdrà la pena!

    H E R M O S A A A A A A A A A A A!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    habrà q sacrificarse e ir a escuchar My guitar lies… con esa voz carraspeada y un par de chelas no ??????????????????????

    si!!!! yo kiero eso!!!…..esperemos q baje la temporada pega (toy full) y comienzo a weviarlo pa una visita….ademàs quiero tb una foto con tu nueva polola! me deja? (sonò lèsbica la w… q feo…puaj!) jaja!

    Te quiero flaco!

  • Buena tu guitarra……hermanito…..yapoh agregame a tus favoritos…..besitos

Deja un comentario