Amigos ¿siempre? amigos

Hace unos días atrás abrí una cuenta en el sitio que aloja la red social de Facebook. Fenómeno que desde hace unos meses viene dando bastante que hablar (sobre todo después de que Microsoft se compró una parte).

Siempre he sido reacio a este tipo de “redes sociales”, pero decidí darle una oportunidad a este sistema en particular por sugerencia de un amigo.

Al comienzo todo fue muy novedoso y divertido. Pronto comencé a agregar amigos y más amigos, y grata fue mi sorpresa cuando encontré a un par de ex-compañeros del colegio. Sin pensarlo hice un par de clics y los invité a ser mis amigos, fue una acción de esas hechas en modo casi automático. Mientras pasaban los días recibía confirmaciones y “notificaciones” de todo tipo, sumado a una infinidad de “aplicaciones” innecesarias, ridículas y en algunos casos hasta molestas (¿quién dijo que la web 2.0 era mejor?). Entre estas notificaciones estaban las de mis ex-compañeros, quienes aceptaban ser mis amigos. A ambos les envié saludos. Sólo uno respondió… escuetamente. Y ninguno respondió mis mensajes en el “muro”, una especie de chat asincrónico.

Por otro lado en el mismo lugar comenzaron a aparecer personajes que en mi vida he conocido y que amistosamente se ofrecían a ser mis amigos (¿quién puede cuestionar las intenciones de alguien a quien no se conoce, me pregunto?). Muchos de ellos no me inspiraron la más mínima confianza y no acepté ninguna invitación. Incluso se me notificó que algunas personas aceptaban mi invitación a Facebook aún cuando yo ¡no les envié ninguna!

Luego agregué a algunas personas del trabajo, familiares, etc. Muchos de los cuales hasta el día de hoy no han enviado siquiera un comentario o saludo.

Dentro de mis contactos encontré perfiles con más de 200 amigos, pero leyendo sus “muros” no interactuan con más de 20. Otros perfiles tienen una interminable lista de “aplicaciones” cuyo único fin es hacer perder el tiempo y el ancho de banda de quien las lee o las ejecuta y además hace que el mencionado perfil sea completamente ilegible y desagradable.

Todo esto me ha tenido pensado bastante. Me ha tenido pensando en el cinismo implícito que hay dentro de estos lugares. Personas que aceptan ser amigos de otros sólo por sumar y hacer que el numerito al lado del perfil sea bieeeeeen grande. O personas que nunca en realidad han sido mis amigos y que hoy cínicamente me saludad y me dicen “amigui” cuando me ven, aún cuando no les interesa un cuesco si he dormido bien o si he tenido algún problema. Me ha tenido pesando en lo inútil (e incluso en lo perjudicial) que pueden llegar a ser redes como esta, en las que indiscriminadamente compartimos nuestra vida con cualquiera (léase con tono de mucho desprecio), donde todos pueden ver mis fotografías, comentarlas y llegar a enterarse de lo que he hecho, aún cuando a mi no me interese compartirlo.

Sin embargo lo que más me aterra es la posibilidad de encontrarme con gente que he dejado atrás, personajes que ya han desaparecido de mi vida, por mi voluntad o por la de ellos. Gente que hoy es distinta, que no es la misma a quién conocí hace 18 ó 20 años.

Mecánica y estúpidamente estuve tentado a contactar a estas personas desaparecidas. Una especie de frenética nostalgia se apoderó de mi durante un momento. Excitadamente revisé un sin fin de perfiles, busqué por nombres, correos electrónicos, colegios, etc. Pero afortunadamente mis recuerdos vinieron al rescate. Recuerdos que me dijeron exactamente los porqué esas personas quedaron atrás. Y por qué es necesario que permanezcan ahí… lejos.

En fin… Un poco amargo el post para ser el primero en mucho tiempo. Pero a pesar de lo que se pueda pensar, no voy a cerrar mi cuenta en Facebook. Me gusta… en principio. Lo que sí voy a hacer es eliminar a todos aquellos “amigos” que hoy no son más que recuerdos intrascendentes y sobre todo: olvidables, precisamente esos “amigos” que no son más que un número bajo la foto de mi perfil… y eso incluye a uno de mis dos ex-compañeros…

2 comments On Amigos ¿siempre? amigos

  • Hola, me ha encantado tu reflexión, es más, como ahora mismo estoy muy sensibilizada con el tema casi casi, hasta me ha hecho llorar, así que, llegar llega. Yo he tenido varias malas experiencias con el facebook pero siempre he vuelto a reabrir la página, esta vez estoy convencida de que no lo haré y me importa bastante poco que me tachen de antisocial, estoy hasta las narices de este tipo de redes sociales, pienso que se ha perdido el contacto entre las personas, mi ex-pareja, por ejemplo, sólo usaba el facebook para mirar fotos de chicas y comentar con sus amigotes el polvo que tiene, fulanita de tal que ganas la tengo, fulanita de cual que buena que está, y un sin fin de comentarios a cada uno más asqueroso. Supongo que a mi me ayudó a abrir los ojos y, aunque me dolió ver todo aquello, tuve la rabia suficiente para dejar atrás a una persona a la que, realmente, no conocía.

  • No podría haber definido todo este cuento del “Facebook” con mejores palabras, es q lo dejas tan claro mi marshe, eres preciso siempre. A mi me pasó lo mismo , tanto “amiguis” “hellouuu” que aparece como un baño frenético en lo q comparto la impresión tuya, sumar número…aparte de un cuento muy distinto, te escriben a “tí” pero pa q lo lean todos, es como un personaje “mediatico q inventan”, claro, tb. estan las personas q realmente quieren saber de tí, compartir algo de historia, saber aunque sea por curiosidad qué sucedió todo este tiempo en tu vida, una curiosidad afectuosa.

    Y si , me pasó, que n locos con los que tuve cero quimica , pero que van ahí metiendote al saco de los números del facebook. Yo he acepatdo como a seis personas, de los q realmente me interesa interaccionar, seguro cdo miran mi facebook deben pensar “pobre caura” sin amigos… “es q los amigos para mí no son un número”. Ahora escribiendo me recuerdo a varios, que risa, que me mandaban mensajes así como ” mira dónde nos vamos a encontar,bla bla afectuoso” , que hueón ! si siempre tuvo mi mail, no significa q me interesara q me escribiera, por algo ya no hubo contacto dp., pero que no te vengan con huevadas a “esta altura de la vida”

    ufff desahogo

    y tu guashis…jajaja
    cómo andai ?

    besote

    sandra LD

Leave a Reply

Site Footer