Significado

El significado de las cosas tiende a ser relativo en la medida que vamos creciendo y cambiando. Comienza a mutar mientras la perspectiva de las cosas y los egoísmos y egos van dando paso a otro tipo de importancias.

La familia, por ejemplo, que por mucho tiempo sólo pareció incluir a “los papás” y a los hermanos se va transformando y ampliando. Durante años esa autoconcepción de hijo e individuo, hedonista y autocomplaciente fue lo primordial. Mis placeres eran míos e individuales. Mi satisfacción era mi única meta y el tiempo era exclusivamente para mí y era yo quién decidía cuando y como compartirlo.

Eso hasta hace poco más de dos años era así.

Pero cambió. Y con ello cambió el significado de todo.

Conocí a Marcela en un taller que dictaba un ahora muy querido amigo. Cuando la vi supe que había algo detrás de esa mujer ejecutiva de alta sociedad (mis prejuicios siempre me han jugado malas pasadas, ésta no fue la excepción). Su forma de moverse y, sobre todo, su forma de hablar pronto me sedujeron. No es cualquier mujer, ¡por cierto!

La mezcla entre mujer ejecutiva y femenina no es precisamente algo común estos días, pero ella es precisamente eso, la encarnación de lo femenino dentro de un traje de oficina. Detrás de su determinación hay espacio para la ternura y la delicadeza. O tal vez, es dentro de esa ternura y delicadeza que hay espacio para la determinación.

Noté sus tatuajes tan pronto como las temperaturas comenzaron a subir y la primavera se fue acercando al verano (tal y como nosotros nos fuimos acercando el uno al otro). El calor obligó a aligerar las ropas y los brazos quedaron al descubierto. Sin embargo esos tatuajes no enrudecen su cuerpo, por el contrario lo adornan y colorean con tinta indeleble (que probablemente le recuerden historias por las cuales esas figuras están ahí). El tiempo me haría descubrir otros en lugares que sólo ella y yo vemos y por cierto tocamos…

Detrás de esos ojos de miel y de esa boca de labios carnosos, detrás de ese perfil griego (cual Atenea) y de ese pelo rojo (que junto al mencionado perfil le dan un aire a la bella Danna Scully y que me hace sentir todo un Fox Mulder de los Archivos Secretos X), desborda la inteligencia. La inteligencia y la madurez. La madurez de una mujer que ha recorrido la vida no desde la comodidad y el lujo, si no muy por el contrario, de una mujer que ha tenido sus altos y bajos y que hoy recoge las experiencias que esos sinuosos caminos le han entregado. Una madurez que le permite ser generosa con la vida. Que le permite aceptar sin juzgar. Una madurez que le da perspectiva y que le permitió escoger con quién compartir su vida…

Me escogió a mí… Y yo a ella.

No puedo decir que nuestras historias se parezcan, pero sí puedo decir que nos han llevado a lugares comunes. Nos han llevado a entender que el significado de las cosas no es algo rígido. A entender que la felicidad no es un estado al que se llega de manera circunstancial. Que no es una búsqueda ni una cruzada imposible. Que no se necesita nada para tenerlo todo. Porque uno es todo. Porque uno decide. Y nosotros escogimos…

Cuando nos encontramos ya éramos felices. Ahora simplemente lo somos más…

Yo la escogí a ella… Y ella a mí.

Escogí una compañera para caminar por la vida que nos queda. Una compañera que cambió el significado de la palabra “felicidad”. Que cambió para siempre el significado de la palabra “familia”.

Porque ella es hoy mi familia. Mi refugio y mi hogar. En sus brazos encuentro el descanso que muchas veces me falta. En sus ojos encuentro ese amor generoso que me permite olvidarlo todo y perderme entre sábanas de piel y pliegues sedosos y profundos. Un amor que acepta, pero no se resigna, a mis defectos. Un amor que me permite cruzar el océano y llegar hasta lugares donde las palabras carecen de sentido y donde sólo el asombro tiene cabida. Un amor que me da la certeza de que no hay nadie más en el mundo entero con quien quiera seguir caminando por pagodas y templos.

Un amor que trasciende y que permitió que una cabecita con cola, frenéticamente llegara hasta su circular destino, y que después de nueve meses se transformó y convirtió en un pequeño caballero llamado Lukas, hoy de diez meses, regalón y mal genio que nuevamente cambió el significado de todo.

Porque cuando Lukas nos encontró, con Marcela ya éramos felices. Ahora simplemente lo somos más…

Hoy tengo una familia distinta a la que tenía hace dos años, ya no está compuesta solo de mis papás y hermanos, ahora también hay otro par de papás y otro grupo (no menor) de hermanos. Pero especialmente tengo a mi lado dos corazones que laten por mí y conmigo. Y mi corazón late para ellos y por ellos.

Marcela y Lukas hoy son mi familia. Una familia que ni en mis mejores sueños habría esperado tener. Un regalo inmerecido que la vida me dio y por el cual doy gracias cada mañana. Un pasaje sublime en esta sinfonía que es la vida, cuyos bemoles ya son parte del pasado. Un tesoro bendito que cambió el significado de la palabra “amor” y al que dentro de un mes juraré honrar y proteger para siempre… con mi vida si es necesario.

1 comments On Significado

Leave a Reply

Site Footer