Sol Rojo

El incendio en Melipilla que tiene cubierto a Santiago de humo y la visión nublada de la puesta de sol que se apreciaba desde una ventana de mi casa, me hizo recordar un antiguo cuento de Clifford D. Simak que leí hace mucho tiempo, muy triste y trágico… apocalíptico.

Se llamaba “El mundo del sol rojo” y es la historia de dos hombres que inventan una máquina del tiempo y viajan al futuro. Ajustan sus instrumentos para que la máquina los lleve algunos cientos de años hacia adelante, pero sin embargo sus cálculos son errados y viajan no cientos si no que millones de años hacia el futuro.

Al salir de la máquina se encuentran con una Tierra fría y con un Sol agónico… rojo.

No contaré nada más acerca de la historia para no arruinarle la diversión a un posible lector del mencionado cuento. Pero la reflexión que hago es que tal vez no tengamos que viajar millones de años al futuro para encontrarnos con un Sol apagado y con una Tierra fría.

Si seguimos haciendo las cosas tal como hasta ahora, tratando éste planeta con negligencia criminal, posiblemente no sea por el desgaste del Sol que nos encontremos con puestas de Sol como la de la fotografía y el mundo del sol rojo no sea sólo el escenario de un cuento de ciencia ficción si no la historia que en pocos años más vivan nuestros hijos.

Deja un comentario